Doctrina Catolica Biblica

Doctrina de la Iglesia Catolica Apostolica y RomanaTransmitida por La Escritura, Tradicion y Magisterio.Bienvenido


No estás conectado. Conéctate o registrate

La ira y el amor

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 La ira y el amor el Dom Feb 15, 2009 7:05 am

Vela


Admin
Hermanos míos,
no os hagáis maestros muchos de vosotros,
sabiendo que recibiremos mayor condenación.
Porque todos ofendemos muchas veces.
Si alguno no ofende en palabra,
éste es varón perfecto,
capaz también de refrenar todo el cuerpo.
Santiago 3, 1-2


Ningún hombre quiere domar la lengua,
que es un mal que no puede ser refrenado,
llena de veneno mortal.

Con ella bendecimos al Dios y Padre,
y con ella maldecimos a los hombres,
que están hechos a la semejanza de Dios

De una misma boca proceden bendición y maldición.

Hermanos míos, esto no debe ser así.
¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura
agua dulce y agua amarga?

Hermanos míos,
¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos?

Así también ninguna fuente puede dar agua dulce y salada .

¿Quién es sabio y entendido entre vosotros?

Que lo demuestre por la buena conducta
con sus obras y en sabia mansedumbre

Pero si tenéis celos amargos
y contención en vuestro corazón,
no os jactéis, ni mintáis contra la verdad
porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto,
sino terrenal, animal, y diabólica.

Porque donde hay celos y contención,
allí hay perturbación y toda obra perversa.

Mas la sabiduría que es de lo alto
es primeramente pura,
después pacífica,
amable,
benigna,
llena de misericordia
y de buenos frutos,
sin incertidumbre
ni hipocresía.

El fruto de la justicia se siembra en paz
para aquellos que hacen la paz.
Santiago 3,8-18


Si tuviese profecía,
y entendiese todos los misterios
y toda ciencia,
y si tuviese toda la fe,
de tal manera que trasladase los montes,
y no tengo amor,
nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes
para dar de comer a los pobres,
y si entregase mi cuerpo para ser quemado,
y no tengo amor,
de nada me sirve.

El amor es sufrido,
es benigno;
el amor no tiene envidia,
el amor no es jactancioso,
no se envanece;
no hace nada indebido,
no busca lo suyo,
no se irrita,
no guarda rencor;
no se goza de la injusticia,
mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre,
todo lo cree,
todo lo espera,
todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser;
pero las profecías se acabarán,
y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará

Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
mas cuando venga lo perfecto,
entonces lo que es en parte se acabará.

Cuando yo era niño,
hablaba como niño,
pensaba como niño,
y juzgaba como niño;
mas cuando ya fui hombre,
dejé lo que era de niño.

Ahora vemos por un espejo, oscuramente;
mas entonces veremos cara a cara.

Ahora conozco en parte;
pero entonces conoceré como fui conocido.

Y ahora permanecen la fe,
la esperanza
y el amor, estos tres;
pero el mayor de ellos
es el amor.
1a Corintios 13,2-13

Ver perfil de usuario http://catolicos-2000.activoforo.com

Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.