Doctrina Catolica Biblica

Doctrina de la Iglesia Catolica Apostolica y RomanaTransmitida por La Escritura, Tradicion y Magisterio.Bienvenido


No estás conectado. Conéctate o registrate

Los que critican - los que obedecen a La Iglesia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Vela


Admin
Todas las cosas son puras para los puros,
mas para los corrompidos e incrédulos
nada les es puro;
pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.

Profesan conocer a Dios,
pero con los hechos lo niegan,
siendo abominables y rebeldes,
reprobados en cuanto a toda buena obra.

Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.
Que los presbiteros sean sobrios, serios, prudentes,
sanos en la fe, en el amor, y en la paciencia.
Tito 1,5- 2,1

Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes;
presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras;
en la enseñanza mostrando integridad y seriedad,
en palabra sana e irreprochable,
de modo que el adversario se avergüence,
y no tenga nada malo que decir de vosotros.

Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus dirigentes,
que agraden en todo, que no sean respondones;
no defraudando, sino mostrándose fieles en todo,
para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.

Porque la gracia de Dios se ha manifestado
para salvación a todos los hombres,
enseñándonos que,
renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos,
vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,
aguardando la esperanza bienaventurada
y la manifestación gloriosa
de Nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo,
quien se dio a sí mismo por nosotros
para redimirnos de toda iniquidad
y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad.
Nadie te menosprecie.
Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades,
que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra.

Que a nadie difamen,
que no sean pendencieros, sino amables,
mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.

Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos,
rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos,
viviendo en malicia y envidia,
aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.
pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador,
y su amor para con los hombres
nos salvó,
no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho,
sino por su misericordia,
por el lavamiento de la regeneración
y por la renovación en el Espíritu Santo,
el cual derramó en nosotros abundantemente
por Jesucristo nuestro Salvador,
para que justificados por su gracia,
viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Palabra fiel es esta,
y en estas cosas quiero que insistas con firmeza,
para que los que creen en Dios
procuren ocuparse en buenas obras.

Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.

Pero evita las cuestiones necias, y genealogías,
y contenciones, y discusiones acerca de la ley;
porque son vanas y sin provecho.

Al hombre que cause divisiones,
después de una y otra amonestación deséchalo,
sabiendo que el tal se ha pervertido,
y peca y está condenado por su propio juicio.
Tito 2,6 - 3,11

Ver perfil de usuario http://catolicos-2000.activoforo.com

Vela


Admin
Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas,
oraciones, peticiones y acciones de gracias,
por todos los hombres;
por los dirigentes y por todos los que están en eminencia,
para que vivamos quieta y reposadamente
en toda piedad y honestidad.
Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,
el cual quiere que todos los hombres sean salvos
y vengan al conocimiento de la verdad.
1a Timoteo 2,1-4

Finalmente, sed todos de un mismo sentir,
compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables;
no devolviendo mal por mal,
ni maldición por maldición,
sino por el contrario,
bendiciendo,
sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

Porque:
El que quiere amar la vida y ver días buenos,
Refrene su lengua de mal,
Y sus labios no hablen engaño.
Apártese del mal, y haga el bien;
Busque la paz, y sígala.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;
Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.

¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?

Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia,
bienaventurados sois.

Por tanto,
no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,
sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones,
y estad siempre preparados
para presentar defensa con mansedumbre y reverencia
ante todo el que os demande razón
de la esperanza que hay en vosotros;
teniendo buena conciencia,
para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores,
sean avergonzados los que calumnian
vuestra buena conducta en Cristo.

Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien,
si la voluntad de Dios así lo quiere,
que haciendo el mal.
1a Pedro 3,8-17

Mirad que ninguno pague a otro mal por mal;
antes seguid siempre lo bueno unos para con otros,
y para con todos.

Estad siempre gozosos.
Orad sin cesar.

Dad gracias en todo,
porque esta es la voluntad de Dios
para con vosotros en Cristo Jesús.
1a Tesalonisenses 5,15-18

Ver perfil de usuario http://catolicos-2000.activoforo.com

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.